Páginas vistas en total

viernes, 2 de septiembre de 2011

Investigación en ciencias naturales



Fuente: http://flic.kr/p/7A3Qpn 


Características de la investigación en ciencias naturales


Existen tres clases de investigación: La investigación policial, criminal o detectivesca, la investigación tecnológica (ambas se basan siempre y necesariamente en investigación científica) y la investigación científica.

La investigación científica por su parte, dados los distintos tipos de ciencia, puede ser investigación científica en ciencias formales, en ciencias naturales, y en ciencias sociales. Cada una de las cuales siguen su propio método.

En este apartado trataré la investigación científica en las ciencias naturales.

En la investigación en cualquier ciencia natural se sigue el denominado método científico:

-Todo conocimiento parte al menos en un momento inicial en la observación o experimentación.

-El mecanismo por el cual funciona cualquier ciencia natural es el método científico basado en la elaboración de hipótesis o ideas por inducción de la realidad observable y con ayuda de bibliografía previa si la hubiere (entre la que podría considerarse que forma parte la ciencia fcción), su comprobación mediante experimentación u observación y por superar pruebas de refutación, en la deducción de nuevos razonamientos dada la asumción de estas ideas como correctas mediante métodos matemáticos, y la predicción de nuevos fenómenos, hechos o realidades dados los nuevos conocimientos adquiridos.

-Los resultados de la investigación se presentan a la comunidad científica a través de la publicación en revistas científicas, libros, congresos etc, formando parte, desde ese momento de la bibliografía.

-Ningún conocimiento adquirido por el método científico es inmutable o puede ser considerado totalmente veraz.

-Dado que la veracidad absoluta del conocimiento científico nunca podrá ser garantizada, la comprobación de dicho conocimiento debe ser contínuamente comprobada con la experiencia o con la observación, con el fin de comprobar que el error, si lo hubiere, puede ser asumible para continuar con el proceso científico.

Con todo ello podemos discernir claramente lo que es una ciencia natural o una parte de las ciencias naturales de lo que es investigación en una ciencia natural.

Cualquier procedimiento que esté integrado en a descripción de una ciencia natural es parte de las ciencias naturales. De este modo evaluar la contaminación de un río a lo largo del tiempo mediante un simple registro estandarizado, sin necesidad de crear ni confirmar hipótesis y sin intención ninguna de predicción, es parte de una ciencia natural, ya que es parte de la descripción de un recinto del Universo. Del mismo modo, el análisis de glucosa en sangre en un paciente, también es ciencia, por el mismo motivo.

Sin embargo, excepto si estos procedimientos están encaminados a la misma orientación que sigue el método científico, estos no pueden integrarse en lo denominado investigación científica. Pues solo hay investigación científica si se siguen los criterios del método científico para intervenir de alguna forma en los objetivos ya descritos del método científico.

Es por ello que ciertos pasos del método científico los puede hacer perfectamente cualquier licenciado en la ciencia que corresponda, o en algunos pasos, un técnico especializado al ámbito correspondiente. Pero en el proceso general de la investigación solo puede intervenir un licenciado en la ciencia que corresponda formado específicamente para investigar. A lo que se le puede denominar un investigador o un científico. Es por ello que se puede dar el caso de estar formado como científico y no ejercer como científico pese a que se trabaje como biólogo o químico en una empresa, dando clase en un instituto o colegio etc. Asímismo es posible ser licenciado en biología, química, física o geología sin haber sido formado como científico.

He aquí una peculiaridad del lenguaje, “científico” es un término que se restringe a las ciencias naturales. Aunque las matemáticas o la psicología sean ciencias, y aunque se pueda ejercer de investigador en ambas, sus profesionales no son denominados científicos sino matemáticos o psicólogos. Por otro lado, aunque exista investigación criminal o policial, sus profesionales tampoco trabajan como científicos, porque en realidad no descubren conocimiento cientifico nuevo sino solo hechos o acotecimientos usando aplicaciones científicas.

El método científico de las ciencias naturales antes descrito es el método más eficaz de adquisición de conocimiento del entorno no social jamás ideado, hasta el punto de que es totalmente universal y cualquier civilización, llegado a un determinado desarrollo, usará el mismo sistema para incrementar su conocimiento del Universo.
Desde que apareció, la ciencia se ha topado con fuerzas que han intentado resistirse y combatir los resultados del método científico, generalmente provenientes de las religiones que veían con malos ojos cómo su poder en el ámbito del conocimiento estaba amenazado. Y pese a que la ciencia ha sabido desplazar todo aquello que ha intentado impedir su progreso, actualmente y paradójicamente se está viviendo una situación en la que estas fuerzas vuelven a atacar con fuerza e intentan influir en la sociedad para poner en duda todo conocimiento científico que les sea molesto. Como es razonable, se está invirtiendo mucho dinero y esfuerzo en contraatacar a estas acciones radicales y sectarias desde el conocimiento científico, lo cual, a la larga, curiosamente es posible que resulte ser muy positivo para la divulgación social de la ciencia.

Otro elemento que a veces potencia el desarrollo en la ciencia, al margen de la inversión de capital directa con estea finalidad es la ciencia ficción, aunque esta bien puede frenarlo también, por las connotaciones morales que esta puede transmitir a la sociedad.

Pero tal vez, el mayor peligro en cuanto al posible bloqueo del desarrollo científico consista en las consecuencias de la elevada competitividad científica que actualmente reina globalmente en este trabajo.

Desarrollar el método científico es caro y la competencia por trabajar en ciencia es muy elevada en cualquier ámbito. Esto ha llevado a que las publicaciones se convirtieran en la única manera de discernir entre los currículums de los científicos. Y por lo tanto, desde que apareció la ciencia como tal, estos han vivido y actualmente estamos viviendo una situación extrema de presión por publicar que solo se incrementa con el tiempo. El método científico puede considerarse inmejorable, pero los científicos somos humanos, los humanos somos seres imperfectos y nuestra imperfección puede llevar a comportamientos anómalos indeseables fomentados por la dificultad de trabajar de forma estable en nuestra profesión y que pueden hacer peligrar de una forma muy seria, la imparcialidad, la objetividad y la veracidad de toda la ciencia.

Ver: http://cnho.wordpress.com/2010/04/29/la-presion-por-publicar-y-la-imparcialidad-del-cientifico/

y:

https://www.xataka.com/investigacion/mas-de-cien-articulos-cientificos-retirados-por-fraude-son-una-llamada-de-atencion-o-cambiamos-el-sistema-o-tendremos-problemas

Al margen de esto hay que destacar que en una sociedad dónde la tecnología desplazará a más del 90% de las personas dedicadas a la producción y dónde los estallidos de las burbujas especulativas harán de las economías basadas en ellas un caos absoluto, la ciencia y la tecnología se convierten en una de las pocas herramientas a las cuales una sociedad se puede aferrar para garantizar su sostenibilidad económica a medio plazo. Algo que como ya muchos hemos imaginado desde tiempos inmemoriales, no sucede en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario