Páginas vistas en total

lunes, 5 de septiembre de 2011

El cine y la ciencia ficción


Blade Runner 1982 
Fuente: http://flic.kr/p/8xHPxN

La ciencia ficción en el cine actual


Dado que es un trabajo especulativo, hay que tener en cuenta el grado de relativa subjetividad que existe en el momento en el que se incluye cualquier trabajo en el ámbito de la ciencia ficción. Aunque coexistan diferentes posturas, la inclusión o no de una narración en el género se estudia muy concienzudamente desde que este se originó. Si seguimos la descripción previamente establecida, pese al año en que vivimos y la tecnología que poseemos, “Blade Runner” y “2001, una odisea por el espacio” están integradas en películas de ciencia ficción, del mismo modo que lo es la novela de “20.000 leguas de viaje submarino” pues cuando se realizaron, el contexto temporal era adecuado para imaginarse un futuro como el que se describe en cada una de las películas. Si bien, podría haber un desfase en las fechas escogidas, pero esto es un factor que casi siempre ha sido inevitable. Sin embargo, lo físicamente inconcebible del exagerado ruido en el espacio y la imposibilidad física del manejo tan fluido de naves espaciales en la “Guerra de las Galaxias” la ha situado en el género de fantasía y aventuras al margen de la ciencia ficción. 
Hay que tener en cuenta que desde hace poco más de dos décadas, se ha dejado de valorar el género de ciencia ficción en el cine como se valoraba antes. Dado que la importancia del argumento se sustituyó por el impacto de los efectos visuales y de sonido. Esto es consecuencia de que el cine, desde la década de los 90 ha visto como cosas aparentemente imposibles de realizar se hacían de pronto factibles de plasmar en la pantalla con la ayuda de los medios informáticos de una forma relativamente sencilla. Por lo que se abrió la veda, y se comenzó a descuidar la calidad de muchas películas de ficción, de modo que desde entonces, pocas cuidaron los detalles necesarios para incluirse en la ciencia ficción. El dinero empezaba a venir casi exclusivamente por los efectos especiales, pese a que plasmaran acontecimientos o hechos totalmente imposibles en los ámbitos o entornos dónde se transmitía que estaban sucediendo o incluso pese a que el guión carecía de sentido desde sus bases y la película se convertía en el mayor ejemplo del absurdo aún cuando quería imitar películas con valor suficiente como para ser ejemplos de lo que debe ser una película de ciencia ficción, como ocurrió con "Prometheus" (http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/316885.html o http://www.blogdecine.com/criticas/prometheus-la-peor-pelicula-de-ridley-scott) en contraste con "Alien, el octavo pasajero" (http://www.muchocine.net/criticas/793/Alien,-el-octavo-pasajero Desde entonces hemos asistido a la pretensión de inclusión en el género de la ciencia ficción de películas que no lo son ni remotamente. Con ello podemos observar la degradación del género. Una película que no es de ciencia ficción puede ser perfectamente criticable en el sentido de que no tiene un contexto creíble pero la consecuencia de que los medios la incluyan en la ciencia ficción se traduce en la crítica injustificada al género cuya reputación puede, y de hecho se ve mermada como consecuencia de elllo.

Así que, pudiendo discernir lo que es ciencia ficción de lo que no lo es: ¿puede gutar o no gustar la ciencia ficción?
Ver:
http://drarnau.blogspot.cz/2011/09/la-ciencia-ficcion-como-algo-mas-que-un.html 

Blade Runner 1982
Fuente: http://flic.kr/p/8xELv4

No hay comentarios:

Publicar un comentario