Páginas vistas en total

domingo, 4 de septiembre de 2011

La ciencia ficción como algo más que un género




Fuente: http://flic.kr/p/8xEM4X




¿Puede gustar o disgustar la ciencia ficción?


Lo interesante de la ciencia ficción es que es un género (pese a mis opiniones personales, está consensuado que es un género) de ficción muy peculiar, en el que lo fantástico solo lo es porque son condiciones o fenómenos que todavía no son hechos demostrados en el contexto actual o no lo son en el lugar del narrador y del público pero que todavía no existen razones suficientes para negarlos como posibilidad. Para asociar esto con lo explicado anteriormente acerca del método científico diríamos que la ciencia ficción es el resultado de idear historias en contextos basados en hipótesis científicas sin testar o testadas pero no demostradas ni refutadas pero que al mismo tiempo podrían encajar dentro del context científico del momento en el que se escribe la historia. Esto lleva a la ciencia ficción a un terreno en el que las posibilidades se multiplican enormemente. 

De este modo, más que "limitarse" a entornos y contextos extraños, como muchos adjudican a la ciencia ficción, esta en realidad se "expande" a entornos y contextos extraños pudiendo, de este modo, describir historias extrañas en dichos entornos o dedicarse a exponer historias muy cotidianas y reconocibles pero con la peculiaridad de que ocurren en esos entornos exóticos. 

Es por ello que una persona que asegura no gustarle la ciencia ficción se puede quedar sorprendida en el caso de que le agrade Avatar, por poner un ejemplo muy reciente de película, cuando en realidad, lo que ha visto es una historia muy repetida en el cine en un contexto temporal y espacial muy alejado del Amazonas, de las selvas australianas o de los bosques americanos del siglo XVI. Si no, echad un vistazo a la película de dibujos animados “FernGully: Las Aventuras de Zak y Crysta”. Así, es muy frecuente oír decir a muchas personas “no me gusta la ciencia ficción” seguido de “pero sí me gustó Avatar”, y solo es cuestión de tiempo que se llegue a considerar que sumar excepciones a la frase “no me gusta la ciencia ficción” es simplemente ridículo. 

Curiosamente, parece muy frecuente que quien afirma que no le ha gustado nunca la ciencia ficción ha disfrutado mucho al ver Avatar y la considera como una película a destacar, y sin embargo, el que siempre estuvo atraído por la ciencia ficción suele ver Avatar como una película de amor-aventuras más, casi Disney, y de argumento más que repetido en el cine, de estética agradable, técnicamente muy bien hecha y con la peculiaridad de que, sin necesidad de aferrarse a dinomanías, ha conseguido acaparar la atención de muchos. Una persona tal vez pueda asegurar que no le gustan los spagueti-westerns pero es difícil de creer que no le va a gustar nunca una película de vaqueros. Del mismo modo, nadie puede asegurar que no le gusta la ciencia ficción. Y a quien le suele atraer la ciencia ficción generalmente le disgusta más títulos que a los que no les atrae la ciencia ficción por el mero hecho de que el primero conoce muchos más.

¿Por qué ocurre esto? Simplemente porque hay una idea equivocada de lo que implica la palabra género en la ciencia ficción. Para entendernos, yo clasificaría las historias en ficción/fantasía, Ciencia ficción y No-ficción. Dentro de cada uno de estos bloques habría todos los géneros que conocemos; policiaco, aventura, amor, humor, bélico etc. Olvidemos por un momento el hecho de que tanto los géneros como los bloques pueden estar mezclados en determinadas ocasiones.

Personalmente, me es muy difícil asegurar que no me gusta el género bélico aunque sea antibelicista, pues me encanta “El último Samurai”, por poner un ejemplo, ¿alguien puede atreverse a asegurar que no le gusta un bloque entero de los tres mencionados con todos los géneros que cada uno puede o podría integrar? Una vez más, la inexactitud o la equivocación en el establecimiento de definiciones o clasificaciones conlleva a errores de juicio. 

Pero, ¿Qué ocurre actualmente? ¿por qué es interesante dejar claro la diferencia entre lo que es y lo que está muy lejos de ser ciencia ficción? Pues porque no saber distinguir puede hacer daño a la reputación de la ciencia ficción y tal vez al interés del público en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario