Páginas vistas en total

lunes, 12 de septiembre de 2011

¿Qué es la ciencia ficción?



 Blade Runner 1982

Fuente: http://flic.kr/p/8xHPxN


Definición de la ciencia ficción 

“La ciencia ficción es un género de narraciones imaginarias que no pueden darse en el mundo que conocemos, debido a una transformación del escenario narrativo, basado en una alteración de coordenadas científicas, espaciales, temporales, sociales o descriptivas, pero de tal modo que lo relatado es aceptable como especulación racional”. (Eduardo Gallego y Guillem Sánchez, 2003).

He escogido esta definición porque a mi juicio es una de las más completas y más clarificadoras exceptuando el uso de la palabra género, disentimiento este que explico aquí.

Si existiese un acuerdo unánime en esto, cualquier narración imaginaria que no fuese aceptable como especulación racional no sería tampoco ciencia ficción, sino solo fantasía. Ahora bien, uno se preguntaría, ¿qué es aceptable como especulación racional y qué no lo es? Pues yo la circunsribiría al criterio de aceptabilidad de los científicos, ingenieros y de los estudiosos de las ciencias formales, naturales y sociales respectivos dado que quien puede analaizar si algo es ciencia, ficción o ciencia ficción debe ser alguien con experiencia en ciencia, pus lo que se trata de cuestionar en una obra para catalogarla en la ciencia ficción es especialmente lo concerniente a la palabra “ciencia”, y no tanto lo concerniente a la palabra “ficción”.

Además de esto, yo añadiría “en el momento en el que se ha escrito” a “…especulación racional”, incluyendo de ese modo en el género a todos aquellos relatos desfasados en el tiempo que han escogido como premisas, hipótesis que tras haberse escrito o publicado el libro, el relato o dirigido la película, han sido completamente rechazados como posibles o superados por la ciencia. De este modo, una novela de Julio Verne sobre un viaje de personas a la Luna, no dejaría de ser ciencia ficción tras 1969.

Mi definición, por lo tanto, quedaría como sigue:

“La ciencia ficción es toda aquella historia imaginaria, narrada, hablada o filmada que no puede darse en el mundo presente en el que vivimos debido a una transformación del escenario basado en una alteración de coordenadas espaciales y/o temporales, pero de tal modo que en el que se ha escrito, lo relatado es aceptable desde la perspectiva de los conocimientos tecnológicos científicos y sociológicos como especulación racional". 

Si bien es cierto que la aceptación de una narración imaginaria como especulación racional es algo relativamente subjetivo, existen límites científicos, tecnológicos e incluso sociales que pueden ser trazados. Es por ello que la aceptación de incluir algún escrito o película en el conjunto de la ciencia ficción debería ser juzgado por científicos, ingenieros o por estudiosos de la respectiva ciencia formal, natural o social, debiendo haber un mínimo consenso científico que, como las propias conclusiones científicas, puede variar con el tiempo. Esto implica que, en teoría, ciertos libros que son consiedarados de fantasia en una época determinada puedan considerarse de ciencia ficción, demasiado adelantados en el tiempo, en otra. 

Claro que habrá quién se pregunte entonces: si un escrito es fantasia en una época por estar tan alejada de la imaginación especulativa de la ciencia de la época respectiva y luego se vuelve ciencia ficción cuándo los conocimientois científicos hacen entrever que dicha fantasía es en teoría (pero no en la práctica), alcanzable, teniendo en cuenta además de que la subjetividad en ese criterio sigue partente pese a que sean científiicos o ingenieros quienes juzguen el veredicto, ¿qué sentido tendría hablar de ciencia ficción para separar un tipo de libro de otro que sea considerado fantasia? Bien, la respuesta a esta pregunta sería en realidad, ninguno, pero como se hace, sería necesario marcar estas pautas. Además, cabe indicar que el caso que he descrito no ha ocurrido casi nunca en la historia. 

Pero claro, la física actual deja entrever que no es tan descabellado pensar que pueda haber quizás incontables Universos cohabitando en dimensiones paralelas y/o que hay dimensiones fuera del margen en el que nos desenvolvemos dentro de cada uno de los Universos posibles. Entonces, dado esto, cualquier autor podría alegar que una narración suya en la que se rompe toda lógica y principios físicos fundamentales o coherencia evolutiva básica sucede en uno de esos Universos paralaelos absolutamente incongruente obligando a incluir una novela originalmente calificada como de fantasia en la ciencia ficción. Entonces, ¿tiene razón? 

Podría tenerla, pero sería responsabilidad nuestra entonces la de hacer desaparecer los géneros literarios, pues todo libro de fantasia sería parte entonces de la ciencia ficción. De no ser así deberíamos mantener un criterio de modo que si expresamente la novela trata de esos posibles universos paralelos como tema de la novela, esta sería considerada de ciencia ficción, y si la novela no muestra interés alguno en hacer constar que lo que se cuenta sucede en otro Universo paralelo pero tampoco en este, es simple fantasia.

Dos ejemplos fáciles para entender esto son “El Señor de los Anillos” y “Star Wars”. Ambas obras nos narran historias en mundos relacionados con el nuestro cuyas diferencias con nuestro presente se decriben en el marco de otras coordenadas espacio-temporales. Quiere decir esto que definen los sucesos en el mismo Universo que el nuestro. Pero al mismo tiempo existe la incoherencia científica, histórica y social de que en esas historias se narran magias y sucesos racionalmente incompatibles con nuestro Universo. Por lo tanto, ambos creadores, Tolkien y George Lucas realizan una declaración nítida de que lo que cuentan es pura y absoluta fantasia, imposible de que esté ocurriendo en este Universo, aquí y ahora, ahora pero en otro lugar o en oyro lugar y en otro tiempo. “La magia, cmo la entendemos, no existe en este Universo, pero podría existir en otro Universo paralelo”, diría alguien. Ya, pero ninguna de estas dos obras muesra ningún intento de mostrar que el tema que pretenden tratar es la problemática científica de la posibilidad de Universos paralelos, al contrario, dictaminan en su marco inicial que transcurre en este mismo Universo.

Además de todo esto, actualmente parece haber un consenso global de que la ciencia ficción puede ser considerada un género de películas o de libros. Pero a este respecto no estoy muy de acuerdo y expondré mis motivos en el siguiente capítulo.

Y la pregunta que quedaría por resolver tras tal disertación sería: Pero ¿qué sentido tiene darle tantas vueltas a las cosas? Pues el que ya se le ha dado inicialmente. Si tenemos definiciones establecidas, o las retiramos por rendirnos a la imposibilidad de mantenerlas por la complejidad de definir la realidad o las redefinimos si quedan resquicios por matizar para así evitar confusiones.


Blade Runner 1982
Fuente:http://flic.kr/p/8xHPtJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario