Páginas vistas en total

sábado, 10 de noviembre de 2012

Actual calentamiento global IV: ¿Por qué todavía no hay consenso respecto al papel del ser humano en el cambio climático actual?

Todo lo expuesto hasta ahora es lo mínimo acordado por la inmensa mayoría de científicos expertos en el tema desde los años 80.

Como ya se ha expuesto previamente (Investigación en ciencias naturales), todas las hipótesis científicas están sujetas a dudas, y estas hipótesis van atravesando pruebas en su contra de forma que si las superan llegan a convertirse o a integrarse en teorías o teoremas en su caso. Pues bien, la idea de que actualmente sucede un cambio climático terrestre en gran parte por acción y responsabilidad humana y su retardo de respuesta a una acción humana para frenarlo ya ha dejado de ser una hipótesis desde hace varias décadas y está demostrado y aceptado unánimemente por toda la comunidad científica.

Pero pese a este consenso científico, la sociedad, sobre todo en los países desarrollados, está recibiendo actualmente mensajes de contenido muy diverso y en muchos casos contradictorio acerca del cambio climático y de sus posibles repercusiones, y aunque pueda resultar paradójico, la realidad es que estos mensajes muy escasamente proceden directamente de científicos que trabajan en la investigación del cambio climático sin ninguna vinculación o financiación empresarial sino que generalmente son ofrecidas por personas, instituciones o empresas que al margen de sus intereses por informar lo que informan, lo hacen sin tener ninguna vinculación con ninguna carrera científica, o sin participar en proyectos sobre cambio climático con financiación pública y por lo tanto, presumiblemente no interesada.

¿Qué ocurre entonces con la investigación del cambio climático para que sea un caso tan especial respecto a la gran mayoría de los demás estudios científicos?

Obviamente la respuesta está en que el producto del estudio sobre este tema es inaceptable para el sistema establecido. Pese a que la tecnología está preparada para comenzar un cambio de integración de otro tipo de energías libres de contaminación por gases invernadero y pese a que es factible un cambio social para integrar estas nuevas posibilidades, no existen esfuerzos significativos en ese sentido. Las empresas que más han investigado en energías alternativas son precisamente aquellas que han explotado el petróleo, el carbón, el gas natural y la energía térmica desde que se ha podido. Y la razón de que no cambien todavía estas fuentes energéticas por otras más limpias es que las anteriores todavía son fácilmente explotables y ofrecen beneficios a bajo coste. Estas empresas son conocedoras de que la escasez de estas fuentes provocará relativamente pronto que no compense su explotación y es por ello que invierten grandes cantidades de dinero en investigar alternativas y de comprar patentes encaminadas a dichas alternativas para evitar una futura competencia en el campo.

Pero mientras tanto, los perjuicios que provoca la explotación de estas energías continúa: conflictos bélicos y cambio climático.

http://drarnau.blogspot.cz/2012/11/actque-ocurre-en-espana.html


Pero hagamos un salto al futuro y veamos que pasa en pleno 2017: Pues por lo que parece, yo me asomé, y negando o aceptando que el cambio climático sucede y es por causas mayoritariamente relacionadas con la actividad humana, la cosa pinta de Guatemala a Guatepeor:

Actual calentamiento global VI: ¿Cómo evolucionan las cosas?




  



No hay comentarios:

Publicar un comentario